Wilobank, el primer banco digital de Argentina, y Garantizar, la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), firmaron un acuerdo mediante el cual ponen en marcha un mecanismo de financiación para pequeños emprendedores y micropymes.

«Queremos hacer un aporte al ofrecer una forma de llegar a un crédito en condiciones favorables y ágiles para un mercado que tiene una gran necesidad de financiamiento y pocas oportunidades de conseguirlo», afirmó Darío Wasserman, presidente de Garantizar, una firma con más de 20 años de experiencia en el financiamiento Pyme que posee un monto de garantías vigentes de más de 20.000 millones de pesos.

Este acuerdo sucede tal como había anticipado a iProUP Guillermo Francos, presidente de Wilobank -y quien fue presidente del Grupo BAPRO entre 2007 y 2010-, cuando reveló que estaban lanzando un crédito a a micropymes a través de un Seguro de Garantía o SGR con Garantizar.

Esta nueva forma de financiación está disponible para los emprendedores de todo el país quienes deberán comenzar el pedido a través de la página web de Garantizar y luego serán derivados a Wilobank para la toma del crédito

Wilobank es uno de los referentes del sector y se promociona como el «primer banco digital» del país. Perteneciente a Corporación América, holding liderado por Eduardo Eurnerkian, ofrece a los usuarios una renta de 25% sobre los fondos depositados en su caja de ahorro.a con una cartera de más de 27 mil clientes y forma parte del grupo de empresas de la Corporación América, de Eduardo Eurnekian.

Esta nueva iniciativa junto a Garantizar, se suma a sus propuestas entre las que se incluye caja de ahorro, préstamos y tarjeta de crédito y planea lanzar más productos en los próximos meses. Como parte de su estrategia, apuesta para llegar a aquellos usuarios que no son tenidos en cuenta por la banca tradicional.

La era del banco digital Fuente:

iProUP Respecto a las diferencias entre un banco digital y uno tradicional, en diálogo con iProUP, Francos afirmó que «somos un banco con mucha tecnología y poca infraestructura física y recursos humanos. Nuestro costo es muy bajo, por eso podemos ofrecer productos más baratos. Y podemos remunerarle a sus clientes sus ahorros cautivos, algo que los otros bancos no pueden. Les damos el 25% en caja de ahorro de su dinero mientras lo tiene en el banco».

«Eso generó que mucha gente transfiera fondos de sus cuentas a nuestro banco, porque donde le pagan el sueldo no le brindan una tasa como la nuestra. A fin de mes, tienen una suma que no hubieran tenido en la banca tradicional», agregó.

«También somos un banco que no cobra comisiones. Eso no significa que en algún momento, por la situación de la Argentina, no nos veamos obligados a hacerlo. Hoy tenemos cero comisión por abrir la cuenta, por mantenerla, por la tarjeta de crédito ni por la de débito. Esa también es una innovación que otros bancos no tienen», aseveró el directivo.

Desde la compañía, son muy optimistas respecto de las posibilidades de un banco como este, sobre todo en un país como la Argentina, que necesita instrumentos de inclusión financiera fuertes. «Todos sabemos que hay mucha gente que no accede a los bancos y el financiamiento de la actividad privada es uno de los más bajos de Latinoamérica. Sin crédito, un país no crece», dijo Francos.

Asimismo, aspiran a ser un instrumento para mejorar esta situación a partir de dos modalidades: fácilitar el acceso y asistir a sectores de menores recursos que no lo tienen.

En este sentido, indicó que «los bancos a veces se resisten a ofrecer productos a clientes que no tienen antecedentes bancarios. Nosotros no somos así. La mitad de nuestros clientes no tenía antecedentes bancarios. Igualmente analizamos, porque la regulación así lo exige. Pero somos muy abiertos a otorgar los instrumentos financieros básicos como la caja de ahorro y la tarjeta de débito a cualquiera de nuestros clientes».

Para ser un cliente de Winobank, Francos señaló que «cuando ingresa un cliente a hacer un onboarding (incorporación a la plataforma), se disparan varios procesos. Uno es el de Veraz, que hace el score crediticio, como predicción de ingresos, lugar donde vive y otros parámetros que consideramos importantes».

«Otro es la verificación de base negativa, para comprobar que no tenga problemas en el sistema ni esté sospechado de terrorismo o de lavado de dinero, algo que cumplimentan todos los bancos. Después lo aprobamos o no para un préstamo o tarjeta de crédito. Tarjeta de débito le damos a quien pida, siempre que no califique negativamente», finalizó.

Fuente: iProUP